¿Qué es afroamericano?

El término afroamericano o africano-americano se refiere a las personas nacidas en el continente americano que tienen antepasados africanos subsaharianos; los afroamericanos son por tanto un grupo de afrodescendientes. La mayoría son descendientes de personas capturadas, esclavizadas y trasladadas desde el África subsahariana (la inmensa mayoría del golfo de Guinea) hasta América por los europeos para trabajar en sus colonias, fundamentalmente en las minas y plantaciones como esclavos, entre los siglos XVI y XIX (véase Comercio atlántico de esclavos).
No debe confundirse con afroestadounidense, o africano-norteamericano que es la traducción literal del término inglés African American (‘estadounidense africano’). En inglés posee el sinónimo: Black American (‘estadounidense negro/a’).
En la actualidad, constituyen alrededor del 16 % de la población del continente, con los mayores porcentajes en Haití (97 %), Jamaica (91 %), Barbados (90 %), Islas Turcas y Caicos (90 %) , Dominica (87 %), Bahamas (85 %), República Dominicana (84 %), Santa Lucía (83 %), San Vicente y las Granadinas (66 %), Bermuda (55 %), Brasil (51 %), Cuba (50 %), Puerto Rico (46 %), Guyana (40 %), Belice (35 %), Trinidad y Tobago (34,2 %), Colombia (27 %), Panamá (21 %), Estados Unidos (16 %), Ecuador (7,2 %), Perú (7 %), Uruguay (6 %), Venezuela (3,5 %).

Uso del término

El término afroamericano se emplea fundamentalmente para referirse a las personas de color negro nacidas en el continente americano. El término se originó a raíz de una corriente de lenguaje políticamente correcto que se originó en los Estados Unidos y poco a poco se fue extendiendo por otros territorios. Los hispanohablantes en Estados Unidos y otros países de habla inglesa aplican el término afroamericano exclusivamente a ciudadanos estadounidenses con ancestros africanos.

Historia de los afroamericanos

Después de Estados Unidos, fue Haití, país de población casi por completo afrodescendiente, la segunda colonia americana en lograr su independencia. Tras los procesos de independencia, muchos países americanos han estimulado la inmigración de europeos, reduciendo así la proporción de población negra y mulata en el conjunto del país: Brasil, Estados Unidos, República Dominicana, etc.
En el sistema de castas impuesto por España en sus colonias de América, se denominó mulato al hijo de negro y blanco y zambo al de negro y amerindio, entre muchas otras denominaciones para otras mezclas étnicas.

La población afroamericana de hoy

Del 21 al 25 de noviembre de 1995 se celebró el Congreso Continental de los Pueblos Negros de las Américas.
Los afroamericanos aún son objeto de discriminación en la mayor parte del continente. Según David de Ferranti, vicepresidente del Banco Mundial para la región de América Latina y el Caribe, los afroamericanos tienen una menor expectativa de vida, mayor mortalidad infantil, mayor frecuencia de enfermedades y más generalizadas, mayores tasas de analfabetismo y menores ingresos que sus conciudadanos. Así, en Estados Unidos, constituyen más del 40 % de los prisioneros en el corredor de la muerte. Las mujeres, que también son objeto de discriminación de género, sufren peores condiciones de vida.
Con respecto a las enfermedades, los afroamericanos sufren con más incidencia patologías propias del mundo occidental como son la cardiopatía isquémica o el cáncer, sobre todo el cáncer de próstata, que sus congéneres de la misma raza, pero residentes en África y que incluso los blancos americanos de todos los países.
Incluso en países como Brasil, con el 6,9 % de la población fenotípicamente "negro" y el 43,8 % de los fenotípicamente "mulato", tienden a la pobreza. Sin embargo, es importante señalar que en Brasil la categoría "pardo" se emplea para una persona "multirracial" o "mestiza", e incluye todos los mulatos, zambos y el resultado de su mestizaje con otros grupos (que no parezcan lo suficientemente subsaharianos o negros y no tengan suficiente apariencia de blanco), pero es independiente de la ascendencia africana, ya que la mayoría de los brasileños blancos tienen al menos un antepasado africano reciente y/o un ancestro nativo americano, y entre los "pardos" también se incluye a los caboclos (descendientes de blancos y amerindios o mestizos.
Según diversos estudios, la principal contribución genética de los brasileños es europea (siempre por encima del 65 %, y para otros americanos llega a ser del 77 %) y los "pardos" poseen un grado intermedio de ascendencia africana en comparación con la media de los brasileños blancos y los afrobrasileños (los primeros en su mayoría con algún rasgo detectable de color debido a sus antepasados y los segundos co rasgos muy mezclados) y presentan una mayor contribución amerindia en zonas como la cuenca del Amazonas y una mayor contribución africana en las zonas de esclavitud histórica, como el sudeste de Brasil y las ciudades costeras del noreste, aunque ambas están presentes en todas las regiones, y que los rasgos físicos en muchos casos no se correlacionan con la ascendencia detectable.
El 4 de noviembre de 2008 el primer presidente estadounidense afrodescendiente, Barack Obama, ganó las eleccciones presidenciales con el 52 % de los votos, tras los resultados positivos en los estados que tradicionalmente habían votado por presidentes republicanos como Indiana y Virginia .

Afroamericanos que deberías conocer

  1. George Washington Carver (1864-1943) 
    Carver es un afroamericano muy conocido. ¿Quién no conoce su trabajo con maníes? Sin embargo, él se encuentra en esta lista por una de sus contribuciones sobre la que no solemos escuchar: la escuela móvil Tuskegee Institute Movable School . Carver estableció esta escuela para introducir las técnicas de agricultura modernas y herramientas para los granjeros de Alabama. Hoy en día, se utilizan escuelas móviles alrededor del mundo.

  2. Edward Bouchet 1852-1918 )
    Bouchet era el hijo de un ex esclavo que se había mudado a New Haven, Connecticut. Sólo tres escuelas aceptaban allí a estudiantes afroamericanos en esa época, por lo tanto las oportunidades educativas de Bouchet eran limitadas. Sin embargo, logró entrar a Yale y se convirtió en el primer afroamericano en obtener un doctorado y el sexto americano de cualquier raza en obtener uno en física. Si bien la segregación no le permitía tener la posición que debería haber podido tener con sus excepcionales calificaciones (sexto en su clase de graduación), enseñó por 26 años en el Instituto para Jóvenes de Color, y fue una inspiración para generaciones de jóvenes afroamericanos.

  3. Jean Baptiste Point du Sable (1745?-1818) 
    DuSable era un afroamericano procedente de Haiti y se le atribuye la fundación de Chicago. Su padre era un francés en Haiti y su madre era una esclava africana. No está claro cómo llegó a Nueva Orleans desde Haiti, pero una vez que lo hizo, viajó desde allí hasta lo que hoy en día se conoce como Peoria, Illinois. Aunque no fue el primero en pasar por esa zona, fue el primero en constituir un establecimiento permanente, donde vivió 20 años como mínimo. Estableció un lugar de comercio en el Río Chicago, donde se cruza con el Lago Michigan, y se convirtió en un hombre rico con una reputación de un hombre con buen carácter y "astucia para los negocios."

  4. Matthew Alexander Henson (1866-1955) 
    Henson era el hijo de arrendatarios de tierras libres, pero su vida al principio fue difícil. Comenzó su vida como un explorador a los 11 años cuando huyó de una familia abusiva. En 1891, Henson viajó con Robert Peary a Groenlandia, uno de sus primeros viajes a ese destino. Peary estaba decidido a encontrar el Polo Norte. En 1909, Peary y Henson realizaron lo que iba a ser su último viaje, cuando llegaron al Polo Norte. Henson fue el primero en pisar el Polo Norte, pero cuando ambos regresaron a su hogar, fue Peary quien recibió todo el crédito. Porque era negro, Henson fue virtualmente ignorado.

  5. Bessie Coleman (1892 -1926) 
    Bessie Coleman una de 13 hijos de un padre nativo americano y una madre afroamericana. Vivían en Texas y enfrentaron los tipos de dificultades que muchos afroamericanos enfrentaron en esa época, incluyendo segregación y el ser privados de su derecho a voto. Bessie trabajó duro durante su niñez, recogiendo algodón y ayudando a su madre con la lavandería que traía. Pero Bessie no permitió que nada de esto la detuviera. Ella se educó y logró graduarse del secundario. Luego de ver reportajes sobre aviación, a Bessie le interesó convertirse en piloto, pero ninguna escuela de aviación de USA quería aceptarla porque era negra y porque era mujer. No se dejó desanimar y ahorró dinero suficiente para ir a Francia donde había escuchado que las mujeres podían convertirse en pilotos. En 1921, se convirtió en la primera mujer negra en el mundo en conseguir una licencia de piloto.

  6. Lewis Latimer (1848-1928) 
    Latimer era el hijo de esclavos fugitivos que se habían instalado en Chelsea, Massachusetts. Luego de servir en la Armada estadounidense durante la Guerra Civil, Latimer obtuvo un trabajo como muchacho de oficina en la oficina de patentes. Dada su habilidad para dibujar, se convirtió en redactor , y luego fue promovido a jefe de redacción. Aunque existe una gran cantidad de invenciones a su nombre, incluyendo un ascensor de seguridad, puede que su mayor logro sea su trabajo sobre la bombilla eléctrica. Le podemos agradecer por el éxito de la bombilla de Edison, que originalmente tenía una vida útil de sólo unos días. Fue Latimer quien encontró la forma de crear un filamento que prevenía que el carbono en el filamento se rompiera, y así se extendió la vida útil de una bombilla. Gracias a Latimer, las bombillas eran más baratas y eficientes, lo que permitía que fueran instaladas en hogares y en las calles. Latimer fue el único afroamericano en el equipo élite de inventores de Edison.

Search

Grupo Fundio